Esta vivienda, eminentemente mediterránea, está concebida con una distribución muy especial, donde la cocina toma el protagonismo y sobre la que pivotan todos los espacios, es de grandes dimensiones y está abierta al resto de las estancias para que sea un centro neurálgico, un punto de reunión donde se cocina y se comparte.

Una vivienda blanca, luminosa, volcada al exterior, hacia la piscina y los jardines,  y donde se ha estudiado cuidadosamente su orientación y su eficiencia energética.

< WORK IN PROGRESS