Entendemos la arquitectura no solo desde el punto de vista del proceso creativo, sino también desde la gestión, la coordinación y la supervisión de los proyectos a pie de obra.

Os mostramos el punto exacto del proceso en el que estamos: Tenemos el esqueleto prácticamente acabado y estamos ejecutando las particiones interiores.

La implicación en el proceso operativo leva consigo la agilidad en los plazos de ejecución y, consecuentemente, la rentabilidad.